Esta hoja combate el insomnio, presión alta, azúcar y elimina toda la grasa de la sangre si la preparas de esta manera.

Cuando no cuidamos de nuestro cuerpo, este se va deteriorando hasta que no necesariamente cuando estemos viejitos quedemos sin poder caminar, comer, ver  o escuchar adecuadamente.

No es secreto para nadie que las pastillas que tanto nos recetan los doctores tienen demasiados efectos secundarios por lo que hoy queremos mostrarte algo diferente.

Estos son remedios naturales, el de hoy en particular tiene una cantidad increíble de beneficios que los empezarás a sentir a tan solo días de haber comenzado con el tratamiento.

Sin más preámbulo te dejamos aquí el remedio natural y te pedimos que sigas todo paso a paso para que este tenga éxito.

Conoce como puedes hacer para eliminar el insomnio, presión alta, entre otros con este remedio

Ingredientes

300 gr de hojas de laurel

250 ml de aceite de almendras

Recipiente de color ambar preferiblemente hechas de vidrio

Preparación

Coloca las hojas en el envase que pedimos

Llénalo completamente con aceite de almendras

Tápalo de forma hermética y deja que repose por un mes.

Agítalo bien por un minuto por lo menos.

Modo de aplicación

Tienes dos opciones dependiendo de lo que quieras curar, puedes tomar una cucharada al día o también puedes aplicarlo en la zona que desees curar.

Para que tengas una idea más completa aquí te dejamos los beneficios que puedes obtener al consumir laurel:

Alivia dolores musculares.

Ayuda con la otitis

Es excelente para curar la apnea de sueño o ronquidos

Elimina la retención de liquidos

Combate por completo la uretritis

Ayuda con las infecciones comunes de la piel.

Mejora la migrañas o dolores de cabeza frecuentes.

Como puedes ver son demasiados los beneficios que puedes obtener preparando este remedio a base de laurel.

Es por esto que nosotros te vamos a pedir que no solo le des la oportunidad a este remedio casero sino que nos cuentes que tal fueron tus resultados.

Si estos fueron positivos pues todo lo que debes hacer después es compartir esto con todos tus seres queridos, recuerda que nadie sabe quien puede o no costearse una consulta médica en conjunto con todos los otros exámenes que nos mandan en las clínicas.

Ya es hora de que hablemos con la verdad y dejemos a un lado esa dependencia que nos otorgan los remedios químicos que solo nos hacen daño a nuestro organismo a largo plazo.