Cómo hacer crecer tulipanes en tu hogar de manera fácil y rápida

Mantener flores naturales en el hogar o en aquellos espacios donde transcurrimos a lo largo del día es una muy buena opción ya que las flores ayudan a alegrarle el día a cualquier persona.

Bien sea con sus colores, aromas o formas, en definitiva le darán una mejor energía al espacio donde sea que te desenvuelvas.

Existen en todo el mundo cualquier cantidad de flores que puedes escoger, algunas se adaptan mejor a tu ambiente y modo de vida.

Una de las más hermosas y codiciadas en definitiva es el tulipán, una flor característica de la primavera con un proceso de crecimiento un poco largo pero con una forma tan majestuosa, que realmente vale la pena.

Por lo general, los tulipanes son plantados durante el invierno o en aquellos meses de frío y florecen a tiempo para la primavera.

A casi todas las mujeres les encanta esta flor, al ser un detalle romántico ideal.

Quizás en tu país no tengas la dicha de encontrar esta planta, por lo que queremos enseñarte a cultivarlos en tu hogar, para tenerlos en cualquier época del año.

De esta manera puedes hacer crecer Tulipanes en tu hogar.

Estos sencillos consejos te permitirán hacer crecer los tulipanes en agua sin necesidad de esperar la llegada del invierno, lo mejor es que puedes hacerlo en tu hogar y aquí te explicaremos paso a paso:

Escoge los más grandes: cuando escojas en el supermercado o en un vivero, un bulbo de tulipán, recuerda elegir los más grande. Mientras más grande el bulbo, más grande será el cuerpo y la flor.

Requieren del clima frío: durante cierto tiempo, mientras están en incubación. Para esto, debes mantener en el refrigerador por lo menos 12 a 15 semanas para el proceso de incubación. Debes alejarlo de las manzanas ya que estas emiten gases que pueden dañar su crecimiento. Si no incubas durante este tiempo, no florecerán.

Proceso: luego de estar en el refrigerador, procedes a colocarlos en un jarrón de cristal alto, sobre una cama de pequeñas gemas de cristal.

Debes tener en cuenta que los bulbos deben apuntar hacia arriba. Vierte agua, pero esta no debe tocar la base del bulbo, y conserva en una habitación con luz y ventilación.

Terminado este paso, resta verlos crecer, siempre asegurándote que el jarrón posea suficiente agua sin que toquen a los bulbos. En 2 o 3 semanas, tus bulbos estarán floreciendo poco a poco.

Si no puedes utilizar gemas de cristal, debes conseguir algún material que aísle a los bulbos del agua al fondo del jarrón, recuerda que jamás deben mojarse o pueden terminar por pudrirse la planta. Comparte este sencillo método en tus redes sociales.