Usted Pone El Teléfono En El Bolsillo? Después De Saberlo, Nunca Mas Lo Volverás A Poner

Los avances tecnológicos han sido muy positivos para nuestra vida cotidiana por muchas razones.

De hecho en la actualidad es común observar algún dispositivo en el hogar, bien sea una laptop, Tablet o teléfono inteligente.

Su uso es sencillamente tan común que desde muy pequeños, los niños ya saben manejarlos mejor que los adultos.

Las principales ventajas de estos dispositivos, es la facilidad con la que permite conectarnos con el resto del mundo, de manera que podemos descubrir lo que pasa en otros continentes con apenas abrir internet. Sin embargo la tecnología no termina de ser completamente positiva.

Es tiempo de que aprendas sobre las consecuencias que puede traer a la vida y nuestra salud el uso de dispositivos celulares inteligentes, pocos saben estas importantes consecuencias y por tal motivo cada vez una mayor cantidad de personas se ven afectadas.

Para quienes usan el teléfono móvil por necesidad, quizás sea un tema más delicado, pero absolutamente nadie debe ignorar estas importantes consecuencias del uso excesivo de esos aparatos electrónicos.

Por estos posibles daños en la salud, debes cuidar el uso constante del teléfono móvil

Como mencionamos, los celulares inteligentes son instrumentos completamente indispensables para la vida cotidiana de cualquier persona, incluso niños.

Los médicos de la organización rusa “Liga de la salud del país” han advertido por su parte sobre el peligro que estos aparatos pueda acarrear.

El vicepresidente Dr. Nikolai Kononov ha dicho que estos aparatos afectan en especial al sistema nervioso, endocrino y reproductivo. Esto es producto de los campos electromagnéticos que llegan a deteriorar internamente el organismo.

Tales ondas electromagnéticas tienen mayores efectos sobre los niños pequeños y las mujeres embarazadas, de manera que se les recomienda especialmente a ellos que reduzcan al mínimo las llamadas y el uso del teléfono, aunque es una recomendación que aplica para todos.

No es necesario vivir bajo una piedra y dejar de utilizar estos equipos, solo se pide una precaución y uso de manera razonable.

Al menos un 70 % de la población mundial recibe radiación de estos dispositivos. Muchos estudios confirman que ante estas radiaciones, el cuerpo llega a reaccionar de manera negativa.

Es mejor, por ejemplo mantener 5 conversaciones de un minuto, y no una conversación de 5 minutos, igualmente se recomienda esperar unos 15 minutos entre cada llamada para prevenir los daños que las ondas electromagnéticas lleguen a producir.

También se aconseja en mayor medida el uso de manos libres, la radiación disminuye mientras más alejados estemos del dispositivo. Evita mantenerlos cerca de tus órganos vitales por demasiado tiempo.

No dudes en compartir esta importante información en tus redes sociales.