10 Beneficios de la Cascara de Naranja. Después de Esto Nunca Volverás a tirarla a la basura.

Las naranjas son unos de los frutos cítricos más deliciosos, versátiles y sencillos de consumir. Los utilizamos en jugos, batidos, salsa, carnes, pollos, postres e incluso podemos simplemente consumirla cruda, igual será muy beneficiosa.

Por lo general, descartamos la cascara debido a que no hallamos una utilidad para esta. Consumida cruda es realmente ácida y poco recomendable en cuanto a su sabor.

Sin embargo lo correcto no es desecharla ya que esta posee inmensas propiedades que ayudan en tu organismo de manera que seguramente no conocías.

Luego de comer tus naranjas, no botes la cáscara del fruto, te enseñaremos cómo elaborarlas para aprovechar en tu salud. Incluso te explicaremos la mejor manera de eliminar el sabor amargo que tanto nos desagrada.

Estas son las principales razones por las que debes conservar la cáscara de naranja

Nivela el colesterol de la sangre: el fruto está lleno de antioxidantes que sirven para combatir radicales libres, lo que te previene de enfermedades del corazón.

Reduce la acidez estomacal: usa esta cascara mediante una infusión para recuperarse. Sigue este tratamiento durante 20 días y los dolores del estómago van a ceder.

Reduce la formación de tumores: este remedio, elimina los radicales libres de modo que inhiben de manera natural en la formación de las células cancerígenas.

Cuida el sistema respiratorio: cuenta con un alto contenido en vitaminas C que sirven para fortalecer el sistema inmune. Previene diversas enfermedades respiratorias tales como bronquitis, resfriado, asma o gripes.

Mejora la digestión: aquellos que padecen de problemas intestinales, inflamación o estreñimiento, deben beber regularmente una infusión de esta cáscara para aliviar el dolor.

Funciona para neutralizar malos olores: a todos les fascina el olor natural de la naranja, para muchos puede resultar bastante embriagador. Úsalo como aromatizante para cualquier espacio de tu hogar. De hecho, puedes mezclarlo con canela, laurel o menta.

Blanquea tus dientes: el interior blanco de esta fruta sirve para este propósito, simplemente necesitas frotarlo bien entre tus dientes antes de cepillarte, de esta manera reduce la sensibilidad dental y dolores.

Abono para plantas: el nitrógeno de la cáscara ayudará a tus plantas a crecer con mayor fuerza, sus nutrientes serán debidamente aprovechados.

Revitaliza la piel: al elaborar una infusión de estas cáscaras, puede aplicarla sobre la piel a modo de tratamiento contra manchas e imperfecciones. De igual manera tonifica la piel, blanquea y protege de daño solar.

En tus comidas: sirve para aportar un sabor semi amargo adicional a diversos postres.

Repele insectos: rociando la infusión en los alrededores de tu hogar, puedes prevenir las plagas en tu hogar. El aroma, aleja a las oscas y mosquitos.

Si deseas consumirlas, sigue esta receta de cáscaras de naranjas confitadas para la que necesitas:

Medio kilo de cáscaras del cítrico, recuerda que deben ser orgánicos.

Medio kilo de azúcar.

Empieza retirando una parte de la piel blanca interna, luego corta en tiras finas y las añades en el agua.

Deja hervir antes de colar, debes realizar esto 5 veces continuas, llenar la olla de agua, añadir las cáscaras, hervir y colar. La finalidad de esto es reducir su sabor amargo.

Terminado este paso, añade medio litro de agua, el azúcar y tus cáscaras listas. Hierve con la olla destapada por al menos 5 minutos antes de retirar del fuego. Deja reposar un día entero y vuelve a cocinar, hasta que espese el almíbar.

Distribúyelas en una bandeja y deja secar en el horno con la puerta abierta, a fuego mínimo durante 10 minutos.

Así tendrás un dulce sencillo y apetitoso. Puedes aplicar la misma receta a otros cítricos como pomelos, limones o mandarinas, pero nunca mezclen los sabores.