Aprende a preparar Macarrones con salsa blanca, paso a paso y deliciosos.

En el mundo, cada país tiene ciertas características, que si bien en un principio eran propias, actualmente se han esparcido alrededor del mundo.

Ejemplo de esto, viene dado por el consumo de pasta, un producto italiano que es popular en mucho países.

Por su puesto, nadie logra superar los 28 kilos de pasta anuales que llegan a comer las personas de familias italianas.

Los latinoamericanos por su parte consumen un promedio de 10 kilos al año, siendo los argentinos, venezolanos y chilenos quienes encabezan el mayor consumo en el continente.

Es válido decir que las pastas son platos que cualquier persona puede disfrutar, en diversas presentaciones y preparaciones. Pueden hallarse los ñoquis, macarrones o de un tipo relleno como ravioles. Además pueden acompañarse con salsas, cremas, carne, pollo, pescados y mariscos. Un alimento muy versátil.

Expertos coinciden en que la pasta no engorda, siempre que su consumo sea regular y con una dieta balanceada, evita los excesos.

No posee grasas y sus hidratos de carbono, dan una sensación de saciedad muy beneficiosa. Por lo que te queremos motivar a incluirla más en tus comidas, mediante una receta bastante saludable.

Aprende a preparar esta pasta con salsa blanca

Las pastas cuentan con vitaminas B1 y B3, además se componen de ácido fólico que fortalece la formación de glóbulos rojos, es ideal para que las mujeres embarazadas desarrollen adecuadamente el sistema nervioso del feto. Por otro lado, son ricas en vitaminas minerales varios que fortalecen tu sistema óseo.

En esta ocasión, no limitaremos a explicar los beneficios de este producto, te enseñaremos una receta que a ti y tu familia les va a encantar.

Puedes adaptar esta comida para tus almuerzos, y aunque usemos macarrones tú puedes escoger algún tipo de pasta de tú preferencia.

La idea es acompañar la mezcla con una salsa bechamel, también conocida como salsa blanca. Un gusto que te mereces y no tomará nada de tiempo preparar.

Ingredientes para 2 porciones, aproximadamente.

  • 200gr de macarrones.
  • 100gr de algún queso rallado, escogimos queso gruyere.
  • 350ml de leche tibia.
  • 3 cucharadas de harina de trigo.
  • 3 cucharadas de manteca, puedes usar aceite de oliva.
  • Perejil, sal y pimienta al gusto.

Inicia tu elaboración, cocinando los macarrones en agua hervida y sal. Mientras estos se preparan procedes a elaborar la salsa bechamel.

Derrite la manteca y en seguida añade la harina, revuelve constantemente hasta que se integre. De aquí, empiezas a incorporar la leche lentamente, sin dejar de remover. A medida que espeses vas agregando un poco más de leche.

Escurre los macarrones cuando estén listos, reserva un vaso de su agua.

Puedes añadir a la salsa la sal, pimienta, perejil e integra el queso rallado. Recuerda que el queso es salado, puedes prescindir de la sal.

Luego agregas los macarrones y revuelve muy bien, integra el agua que habías apartado de la cocción. Remueve y tendrás tu preparación lista.

Ideal para disfrutar en cualquier oportunidad. Aprovéchala para deleitarte y comparte esta receta con tus conocidos.