Los Dermatólogos No Lo Pueden Explicar: Crema Casera De Maizena, Obtén El Efecto Botox Y Serás 10 Años Más Joven!!

Para tratar la salud de la piel y cuidar el rostro, muchas personas están dispuestas a casi cualquier cosa. Por lo general, suelen costear cremas y productos estéticos caros con la finalidad de tener lo más similar a la piel perfecta.

Algunos más radicales llegan a la aplicación de cirugías o botox directamente sobre la piel.

El problema con esta clase de tratamiento es que suelen ser muy invasivos y traen consecuencias inesperadas, efectos secundarios o problemas de salud a mediano y largo plazo. Por lo que son poco recomendados.

Lo que nadie nos dice, es que hay un ingrediente mucho más potente y menos peligroso que el botox. La maicena puede beneficiar la piel y el rostro de manera natural, eliminando verrugas, manchas y líneas de expresión. De esta manera podrás rejuvenecer tu piel.

El aspecto más positivo de método es que con muy pocos ingredientes, te permitirá dejar de lado las cirugías con los peligrosos inconvenientes que esto implica.

Del mismo modo evitas la aplicación de cremas o químicos costosos. No dejes pasar la oportunidad y desde hoy aplica esta mascarilla milagrosa.

La mascarilla de maizena: un tratamiento tan poderoso como el botox que te conviene usar desde ahora.

Además de necesitar ingredientes muy sencillos, esta mascarilla puede ayudar a cualquier tipo de piel.

Para poder elaborarla necesitas:

Una cucharada de maicena.

5 cucharadas de extracto de zanahoria.

Una cucharada de yogurt natural.

150ml de agua mineral.

Una brocha pequeña o un pincel para poder aplicar el tratamiento.

Para elaborarlo necesitas seguir lo siguiente pasos:

Añade en un recipiente limpio, la maicena y agrega media taza de agua.

El resto del agua, debes ponerlo a hervir. Añade a esta la maicena previamente diluida.

Cuando llegue a punto de ebullición, debes retirar y dejar reposar bien hasta enfriar.

Luego de esto, podràs añadirle el extracto de zanahoria junto al yogurt natural. Remueve hasta integrar bien los ingredientes.

Si deseas reducir granos, añade una cucharada de crema de leche y no uses yogurt.

Para aplicarlo debes lavar muy bien tu rostro previamente. Aplica de forma ascendente desde el cuello.

Cubre bien cada área y realiza movimientos circulares con ayuda de la brocha.

Deja que actúe al menos 15 minutos antes de retirar. Aplicando 3 veces por semana, obtendrás grandes resultados en apenas un mes.