5 ejercicios diseñados para hacerte ver joven y llena de vitalidad.

Envejecer es algo de lo que nadie se salva y es que el paso de los años cada vez nos va pasando facturas, bien sean físicas o mentales.

Hay muchas formas para rejuvenecernos pero no solo física sino también espiritualmente pero son muy pocas las personas que conocen acerca de estos maravillosos métodos.

Existe un libro cuyo nombre es “El Antiguo Secreto De La Fuente De La Juventud” y fue escrito en el año 1985 por Peter Kelder, y es aquí donde se describen algunos ejercicios tibetanos que son muy famosos por su poder rejuvenecedor.

Es un programa de 5 ejercicios que te ayudarán a vivir una vida larga, y saludable y además muy positiva, es más, se afirma en este mismo texto literario que muchas personas gracias a estos ejercicios han vivido más de lo que esperaban. No esperes más.

Rejuvenecer haciendo ejercicios

Entre los beneficios que estos ejercicios nos aportan, tenemos que:

Ayudan a mejorar nuestra apariencia física, es decir, nos rejuvenecemos

Induce al sueño profundo

Tus mañanas serán más positivas y enérgicas

Alivia los dolores de las articulaciones

Libera los dolores

Mejora la memoria

Alivia los síntomas de la artritis

Favorece a la pérdida de peso

Mejora la visión

Rejuvenece

Mejora la fuerza física, resistencia y el vigor

Mejora la salud tanto emocional como mental

Aporta sensación de armonía y bienestar

Aporta energía

Estos beneficios ayudan a rejuvenecer, tal y como te lo hemos dicho, todo esto gracias a que las glándulas del sistema endocrino se estimulan, lo que resulta maravilloso pues es justamente este sistema es el que se encarga del proceso de envejecimiento.

Esta rutina de ejercicio es a menudo comparada con un programa de yoga modificado que ahora se le denomina “Los 5 ritos tibetanos”

Este programa se rige bajo las siguientes normas:

Si estas sano, haz ejercicios 3 veces por semana

Si tienes sobrepeso o algún problema de salud solo haz uno de los tres primeros ejercicios por día y solo si te sientes bien, continúa. Si no te sientes bien consulta a tu médico.

Si tienes sobrepeso no hagas los ejercicios 4 y 5 hasta haber desarrollado fuerza y resistencia

Realiza solo los ejercicios con los que te sientas cómodo. Hazlo solo una vez durante la primera semana, dos a la segunda semana, tres en la tercera semana y así continúa

Solo haz 21 ejercicios por día, no hagas más porque puede ser contraproducente

Estos ejercicios pueden ayudarte a desintoxicar tu cuerpo así que hazlos poco a poco para evitar síntomas físicos

Prepárate tiempo antes para hacer tus ejercicios tibetanos, con unas caminatas diarias bastará para comenzar

Mantén una dieta libre de grasa y azúcares

Realiza los cinco ejercicios todos los días

Si no tienes tiempo solo haz tres repeticiones de cada ejercicio

Hazlo en cualquier momento del día

Los ejercicios son los siguientes:

De pie extiende los brazos horizontalmente al suelo y con las palmas hacia abajo y en línea con los hombros y gira como las agujas del reloj de 1 a 21 veces. Para evitar marearte enfócate en un solo punto recto.

Acostado en el suelo boca arriba, extiende los brazos a los lados y con las manos en el suelo manteniendo los dedos juntos y trata de llevar la cabeza hasta el pecho, mientras levantas las piernas, y mantienen las rodillas rectas verticalmente y si es posible llévalas hasta tu cabeza.

Arrodillado en el suelo con el cuerpo totalmente erguido coloca tus manos en tus muslos por la parte de atrás e inclina la cabeza y cuello hacia adelante metiendo la barbilla hacia el pecho y cuando lleves tu cabeza hacia a tras también arquea tu columna.

Los dedos de los pies deben estar doblados. Inhala mientras te arqueas y exhala cuando regresas a la posición inicial.

Sentado en el suelo estira tus piernas por delante de ti y coloca tu parte superior erguida y coloca las manos en el suelo asimismo como las nalgas luego mete la barbilla contra el pecho y deja que tu cabeza caiga lo más que pueda.

Luego levanta tu cuerpo como en la imagen doblando la rodilla y manteniendo tus brazos rectos tensando todos los músculos de tu cuerpo.

Acuéstate boca abajo y apoyada de las palmas de tu cuerpo trata de flexionar tu cuerpo, siempre manteniendo tus manos y pies rectos con los brazos perpendiculares al suelo y la columna arqueada y luego trata de hacer una especie de V inversa doblando las caderas y lleva la barbilla hacia el pecho.

Estos son los ejercicios tibetanos rejuvenecedores así que anímate a hacerlos.

No olvides compartir.