Aprende a preparar Pechugas de pollo rellenas, paso a paso y súper económicas.

En ocasiones nuestra vida ajetreada y estresante puede llevarnos a padecer enfermedades, producto de las cosas que consumimos. Nuestra salud se ve muy ligada a nuestra dieta.

Ya que mientras los alimentos sean bajos de nutrientes y altos en grasas o componentes dañinos, la salud llega a verse seriamente comprometida.

Por eso, es adecuado armarse con recetas saludables e ideales para cuidar el organismo de padecer enfermedades, falta de nutrientes o problemas mayores.

No es muy complicado conseguir la receta adecuada, lo que realmente resulta complejo es conseguir el tiempo para elaborarlas y que sus ingredientes puedan costearse.

La solución preferida de muchos llega a ser el pollo, ya que se adapta a las circunstancias y apenas toma algunos minutos cocinar, además que no representa un alto gasto económico.

El pollo también es un gran sustituto a la carne roja, aunque aporta sus propios nutrientes, su consumo será muy sano en tu organismo.

Queremos enseñarte una receta con la que podrás darte un gusto, lucirte con muy pocos ingredientes al tiempo de que estas colaborando en tu salud y ahorrando mucho tiempo. No dejes de pasar esta oportunidad para prepararlo.

Esta receta de pechugas de pollo la puedes cocinar en casa de una manera muy sencilla.

Las pechugas de pollo tienen una gran diversidad de acompañantes con los que quedan muy bien. Puedes ser creativo y elaborar papas fritas, papas al horno o puré.

También intentar opciones más saludables como ensaladas, algo de arroz blanco, vegetales sancochados.

Opciones no te van a faltar, lo que necesitas son los siguientes ingredientes:

2 pechugas de pollo cortadas finamente.

Queso mozzarella.

Jamón en fetas.

2 huevos batidos.

Un poco de harina de trigo y pan rallado.

Sal y pimienta.

Para elaborarlo sigue estos pasos:

Con la pechuga debidamente cortada, debes salpimentar de ambos lados a tu gusto.

Luego coloca encima una rebanada del queso, luego jamón y otra de queso.

Coloca encima la otra pechuga, igualmente salpimentada. La idea es que parezca un sándwich de pechugas.

Luego debes pasar sobre la harina de trigo.´

Sumerge en los huevos, previamente batidos. Luego añade pan rallado y cubre muy bien.

Refrigera durante al menos 10 minutos o más, permite que el enharinado y el pan se adhieran muy bien.

Pasado ese tiempo, prepara un sartén con suficiente aceite y deja calentar.

Fríe las pechugas y deja dorar bien.

Luego coloca sobre un papel absorbente, de manera que retires el aceite que sobre. Y estará lista.

Puedes acompañar con arroz o ensaladas como mencionamos previamente y alguna bebida natural. Ideal para salir de un apuro, con una solución deliciosa.

No dejes de compartir esta receta con tus conocidos en las redes sociales.