Aprende a preparar una Tarta de Espinacas casera, paso a paso y súper económica.

La cocina o el hecho de cocinar puede ser muy divertido, ya que es la forma en la que preparamos nuevos platillos y así estimulamos nuestro gusto.

No hay placer más grande que poder comer un platillo delicioso y por ello es importante que de vez en cuando aprendamos a preparar algunos por nuestra propia cuenta.

No hace falta ser un gran chef para cocinar algo gustoso y sabroso, sino simplemente ser muy atento a la receta que estamos siguiendo.

Si bien, hay gente con más talento para la cocina y que puede hacer comida siguiendo su intuición y le puede resultar en un platillo muy bueno, pero para quienes no corren con este talento no está todo perdido.

Si no te consideras muy bueno en la cocina y siempre se te quema todo, lo mejor es que comiences a seguir recetas para cocinar y en especial, que lo hagas con mucho cuidado, prestando atención a cada paso y siendo muy minucioso en cada detalle.

Conoce la receta de tarta de espinacas es muy sencilla

Es por ello que en este caso te traemos una receta muy sencilla, se trata de una tarta de espinacas, la cual es perfecta para el almuerzo o para la cena.

Esta receta la puedes hacer para compartir con invitados o simplemente para comer un día que desees probar algo diferente.

Sin más preámbulo, aquí la receta:

Ingredientes:

– 1 tapa para tarta

– 750 g de espinaca.

– 1 cebolla grande.

– 150 g de puerros.

– 3 huevos.

– 3 cucharadas de aceite de oliva.

– 100 ml de crema.

– 150 g de queso en hebras.

– Sal y pimienta, a gusto.

Procedimiento:

Primeros debes lavar y cortar las espinacas, no lo hagas en trozos muy finos. Calienta un sartén con una cucharada de aceite y saltea las espinacas. Estas pueden soltar mucha agua, deberás escurrirlas todo lo que puedas.

Luego, agrega el resto del aceite y cocina las cebollas y los puerros picados. Cuando estén tiernos deberás retirarlos.

Mezcla todas las preparaciones anteriores (espinacas, cebollas y puerros) con los huevos, el queso y la crema. Agrega sal y pimienta al gusto. Coloca la tapa de tarta en una bandeja para tartas o tartera y añade la mezcla sobre esta.

Precalienta el horno y luego cocina la tarta a 180° por 30 minutos, o bien, hasta que los bordes estén dorados. Por último, retira del horno y deja que enfríe un poco para sacarla del molde.