Cálculos renales: ¿Por qué se forman, cuáles son sus síntomas y tratamiento?

La función renal de nuestro cuerpo es muy importante, puesto que es un mecanismo por el cual podemos eliminar ciertas toxinas pro medio de la orina. Es por ello que no debemos subestimar la importancia de unos órganos cómo los riñones.

Estos órganos pueden verse afectados por diferentes factores, uno de las enfermedades más comunes es la de cálculos renales, los cuales son una especie de piedra que se desarrolla en el mismo órgano o en la uretra por causa de la acumulación de ciertos minerales.

Los cálculos renales pueden ser de diferentes tipos dependiendo de los componentes que lo formen, de este modo podemos conseguir cálculos a base de calcio, cálculos de struvita, ácido úrico y cistina.

Asimismo, cada uno de estos tipos de cálculo se desarrolla por diferentes razones, las cuales pueden ser deshidratación, factores hereditarios, excesos de ciertos compuestos y vitaminas y alimentaciones desbalanceadas.

Esto es todo lo que debes saber sobre los cálculos renales

Cuando una persona sufre de cálculos renales, los síntomas más claros son los que se ven reflejados en la orina, pues los órganos implicados son los relacionados a este ámbito.

De este modo lo que podemos sentir es: dolor al orinar, dolor en la zona abdominal a la altura de los riñones, irregularidades en la orina, tales como cantidad muy deficiente o excesiva, cambios en el color de la orina y olor muy fuerte en ella.

Estos son los síntomas más claros, por ello al reconocer al menos uno de ellos debemos acudir con un médico para determinar el problema y buscarle una solución inmediata, puesto que, si se deja que el problema se desarrolle, podremos sufrir peores consecuencias, ya que el cálculo puede crecer y no ser expulsado de forma natural.

Para tratar este problema lo que se recomienda con mayor constancia es un tratamiento antibiótico para prevenir infecciones y que la persona aumente considerablemente la ingesta de agua, pues aumentando la función renal y la micción podemos ir desgastando el cálculo hasta expulsarlo de forma natural junto a la orina.

Comparte esta información relevante, todos deben conocer lo más importante sobre los cálculos para poder evitarlos.