6 Estiramientos del nervio ciáticos para prevenir y aliviar la cadera y el dolor de espalda.

Uno de los dolores más recurrentes en las personas de cierta edad es el que se provoca por causa del nervio ciático, a lo cual normalmente se denomina “dolor en la ciática” y es lo que provoca que duela la zona de la espalda baja, el coxis o un dolor poco más localizado en la pierna.

Este dolor es bastante visto especialmente en personas que tienen un trabajo de oficina o se encuentran constantemente en un alto nivel de estrés, pues sabemos que estas situaciones infieren mucho en el estado de nuestro cuerpo.

Cuando el dolor en la ciática se vuelve recurrente para algunos casos podemos llegar a optar por los analgésicos para aliviar este problema, pero en realidad esta no es la solución, ya que solo es algo que nos da alivio momentáneo y, por ende, el dolor reaparecerá.

Estos estiramientos te ayudarán a tratar el dolor en la ciática

Es por ello que lo mejor es conseguir métodos más efectivos y beneficiosos para que el dolor se alivie y no reaparezca, en este caso tenemos el método de los estiramientos, ya que mediante la estimulación física de los músculos de la zona se puede evitar que el nervio se vea afectado y se origine el dolor.

Los estiramientos más recomendados a realizar son los que te indicamos a continuación:

Estiramiento extensor del antebrazo

Debes sacar el pecho moviendo los hombros hacia atrás, luego estira tu brazo izquierdo y recoge los dedos, con tu mano derecha deberás tomar esta mano izquierda y presionarla a tu pecho. Este movimiento te ayudará a mejorar tu postura.

Camel pose

Arrodíllate y lleva tu cuerpo hacia atrás, de modo que tus manos toquen tus pies, esto ayuda a estirar el área abdominal.

Pose de rana

Procede a realizar en el suelo la posición similar a la de la rana y luego intenta que tu pelvis toque el suelo lo más posible, de este modo los músculos de la ingle se estirarán de mejor manera.

Doblez hacia adelante

Siéntate en el suelo con las piernas estiradas, procede a intentar tocar tus pies con tus manos, si no llegas a tocarlos no te preocupes, la idea es que lo intentes hasta donde puedas.

Estiramiento mariposa

Siéntate en el suelo y pega las plantas de tus pies, lleva estas lo más cerca que puedas de tu cuerpo y procede a subir y bajar las piernas, como si estas fuesen las alas de una mariposa.

Pose de lado ancho

Sentado en el suelo procede a inclinarte sobre una de tus piernas flexionando la rodilla, la idea es que la otra pierna permanezca lo más estirada posible.

Realiza estos estiramientos por la mañana o todas las noches y notarás que tu rendimiento físico será más favorable y no habrá dolores que te molesten. Comparte la información con tus amigos.