Harvard lo confirma: muchas personas se están quedando ciegas por culpa de como usamos el móvil

Desde la fabricación de las primeras computadoras hace unas 5 décadas atrás, la tecnología ha avanzado a un ritmo muy sorprendente.

En poco tiempo la cantidad de aparatos electrónicos y de personas que los utilizan han crecido de manera exponencial, se puede decir que forma parte destacable de nuestra diaria.

Cada vez es más común que los niños desde muy pequeños saben manejar tableta y teléfonos inteligentes sin problemas.

De hecho, también sucede constantemente que tropezamos con personas que deambulan distraídas en las calles con los celulares, de cierto modo la tecnología nos transforma en los zombies de esta generación.

Nosotros mismos en algún momento, hemos sido despistados al prestar demasiada atención a nuestro celular y no al entorno que nos rodea.

Lo peor fe este asunto es que muchos estudios confirman que los teléfonos hacen daño en la salud, afectan el sueño e incluso son bastante adictivos.

Los últimos años ha aumentado el uso de teléfonos inteligentes desde temprana edad, sin embargo también aumentan la cantidad de personas que recurren a los hospitales para curar los problemas que ocasionan tales teléfonos.

Los peligros del teléfono celular nunca fueron más vigentes que ahora, evita su exceso de uso.

 

La ceguera de los jóvenes con edades comprendidas entre 22 y 44 años es bastante frecuente, de hecho se confirmó que las mujeres son más propensas a padecer esos efectos negativos

El estudio se llevó a cabo con resonancias magnéticas donde evalúan al paciente y sus debidos chequeos. Pasa que es tan común esta problemática que en este momento seguramente muchos podemos afirmar que revisamos el celular antes de dormir.

Las horas extras en que los ojos se sobre esfuerzan es en las horas de la noche, cuando deberíamos descansar y nos seguimos causando molestias.

Cuando usamos nuestros ojos en el brillo de la pantalla en la oscuridad, estamos forzándolos y confundiendo a nuestro cerebro en el intento de descubrir la noche o el día, no logra realizar la distinción

Este tipo de cosas nos afectan permanentemente. Si a tus 30-35 años, revisas tu celular todos los ratos, de seguro tu vista será perjudicada tanto como aquellos de 75 años con malestares en la vista.

Evita el uso excesivo del celular y aprovecha la naturaleza, realiza algunas actividades sin aparatos electrónicos, al aire libre. No esperes padecer algún malestar para tomar cartas del asunto, tu salud debe empezar a mejorar desde este momento.