Un Amigo Dentista Me Enseñó A Elimina El Sarro, La Gingivitis Y BLANQUEAR MIS DIENTES En Minutos Con Esta Receta Casera

La salud bucal es tan importante como la salud de cualquier otra parte de nuestro cuerpo, ya que se trata de la cavidad mediante la que ingerimos nuestros alimentos y, por ende, debemos cuidarla.

Ya que de lo contrario podemos sufrir de infecciones y problemas dentales, los cuales pueden llegar a ser muy molestos.

Cosas como la gingivitis y las caries pueden causarnos problemas por el simple hecho de masticar una comida, además también podemos desarrollar infecciones bucales las cuales pueden extenderse hasta la garganta y así complicarnos más el panorama.

Por otra parte, en cuanto a esteticidad el estado de nuestra salud bucal también incide mucho en el estado de nuestra sonrisa y el aliento, lo cual es muy importante para nuestra imagen y relaciones personales.

Este remedio casero de salvará de caries, sarro e infecciones bucales

Es por ello que debemos tomar en cuenta la salud bucal un poco más de lo que pensamos, y también seguir los consejos que nos recalcan desde niños:

Lavar los dientes tres veces al día y acudir al odontólogo al menos cada dos o tres meses, pues estos son los expertos que nos pueden decir con propiedad qué sucede en nuestra boca.

Sin embargo, si tenemos el cuidado necesario con nuestros dientes podemos evitarnos diferentes tratamientos en el odontólogo y por lo tanto ahorrarnos las visitas muy a menudo a este lugar.

Esto lo podemos lograr con el siguiente tratamiento, solo necesitas esto:

Ingredientes:

1 cucharada de Bicarbonato de sodio

½ taza de Agua Oxigenada

½ cucharadita de Sal

Agua tibia

Enjuague bucal antiséptico

Cepillo de dientes

1 Taza

Hilo dental de su preferencia

Procedimiento y uso:

Primero debes usar una taza para mezcla el bicarbonato de sodio y la media cucharadita de sal, luego moja tu cepillo de dientes en agua tibia y aplica la mezcla anterior. Cepilla tus dientes con esto durante cinco minutos.

Luego, mezcla media taza de agua oxigenada con media taza de agua y enjuaga tu boca un minuto, escupe y enjuaga con agua fría.

Posteriormente, usa el hilo dental para frotar tus dientes y eliminar el sarro, debes realizar esto con cuidado de no lastimar las encías.

Por último, enjuaga tu boca con un enjuague bucal. Realiza esta limpieza una o dos veces a la semana y al tiempo notarás como tus dientes lucirán más blancos y sanos.

Comparte esta información en tus redes sociales.