Tomate una foto antes de usar esta crema y luego tomate otra después de usarla una sola vez y mira los resultados

Mantenernos jóvenes es algo que nos puede costar todos nuestros ahorros dependiendo de donde acudamos por ayuda.

Nosotros hoy te queremos mostrar que no es necesario dejar todos nuestros ahorros en el esteticista cuando la respuesta muchas veces está en la comodidad de nuestra casa.

Eso si tenemos que poner de nuestra parte porque si no tenemos una alimentación adecuada no podremos ver los resultados concretamente así como si no nos hidratamos de forma diaria.

Sabemos que a muchas personas no les gusta el agua pero este es un paso fundamental para determinar si podemos desaparecer el envejecimiento o no.

Esta es la forma en la que puedes preparar esta crema para eliminar las arrugas

Ingredientes

1 cucharada de aceite de almendras u oliva, como ustedes prefieran

2 cucharaditas de vaselina que puedes pedir en la farmacia o droguería de tu confianza

1 cucharadita de miel pura de abeja

1 yema de huevo completa

Preparación

Primero vamos a derretir bien la vaselina durante unos minutos, podemos hacerlo con algo tan simple como el baño de maría

Una vez que se derrita, lo quitamos del fuego y añadimos los otros ingredientes

Mezcla bien pero con cuidado pues la idea es que quede una mezcla concreta y bien revuelta

Colocamos esto en un envase que puede ser de alguna crema que ya no le quede nada de aproximadamente unos 50 ml

Modo de uso

Limpia tu rostro de forma meticulosa

Aplica un poco de esta crema haciendo movimientos en circulos.

Haz esto con la yema de tus dedos sin ejercer mucha presión.

Después de media hora quita el extra usando un algodón que tenga bastange agua potable.

Aplica esta mezcla dos horas antes de ir a la cama.

Mantén la crema en la nevera durante todo momento.

Y durante esta aplicación procura beber agua por lo menos 2 litros diarios.

Dale un chance a esta preparación que hemos traído hoy para ti y verás como no te vas a arrepentir pues lo único que tienes para perder son arrugas.

Tampoco olvides compartirlo con tus seres queridos o familiares a los que ya la edad y el tiempo les está pasando factura.