Pastel de Brócoli y Patatas gratinadas: Bomba de Antioxidantes

Los vegetales son sumamente saludables a tal punto que deben consumirse diariamente en todas sus variedades.

Desde niños nos acostumbran a comerlos aunque muchas veces nos resistimos por su sabor y les encontramos desagrado.

El brócoli es uno de esos vegetales que de niños, e inclusive algunos de adultos, no toleran por su sabor o simplemente por manía. Lo cierto es que puede ser usado en una gran variedad de deliciosas comidas y sus nutrientes lo vuelven indispensable para nuestro organismo.

Este “arbolito comestible” del reino vegetal se destaca por su alto valor nutricional, además de poder ser ingrediente principal en platos elegantes, sin embrago su olor característico e incluso su color es motivo de rechazo por muchos niños.

Si deseas que en tu casa se consuma más brócoli, no hace falta buscar más. Queremos mostrarte una deliciosa y sana receta, un pastel de brócoli sin nata, sin mantequilla, con el que terminarás consumiendo apenas 250 calorías por ración.

 Con esta receta el brócoli será tu vegetal preferido.

Sus ingredientes completamente naturales pueden adquirirse a bajo precio en cualquier mercado, no representa un gasto muy grande ni requiere mucho esfuerzo.

Créeme que luego de prepararlo vas a querer comerlo todos los días.

Para elaborarlo necesitas:

Un brócoli de tamaño mediano.

3 Papas.

3 huevos.

100 gramos de algún queso que gratine, puede ser pecorino o parmesano.

Sal y pimienta al gusto.

Elaboración:

Corta el brócoli, pela y corta las papas.

Poner a hervir las papas y el brócoli en una holla con agua hirviendo durante al menos media hora, hasta que las papas estén blandas.

Dejar enfriar.

Batir muy bien los huevos y añadir el brócoli con las papas ya cocidos. Añade sal y pimienta.

Sirve todo en un recipiente para hornear, añade el queso encima.

Precalienta el horno unos 15 minutos.

Hornea la mezcla entre 180 y 200 grados centígrados por al menos media hora, hasta que el queso gratine.

Así tendrás listo tu pastel de brócoli, puedes dejar enfríar unos 3 minutos luego de sacar del horno para que no se desarme al servirlo.

Aporta hidratos propios de vegetales, nos brinda potasio y antioxidantes además que contiene proteínas de calidad derivadas del huevo. Esta receta destaca en nutrientes y fibra, gracias a su bajo aporte calórico puedes consumirlo como comida ligera o como un plato principal en el almuerzo.

Esperemos te animes a probarlo y no dejes de tener al brócoli como parte de tu dieta diaria.